Skip to content

Blog

SATURNO: LA MAESTRÍA

Para la astrología tradicional, Saturno era de los grandes temidos del zodíaco porque allí dónde se ubicaba en nuestra carta natal, era un área de la vida en donde supuestamente íbamos a vivir desgracias y a tener mala suerte.

En cambio, para la astrología evolutiva, Saturno es un gran maestro (aunque un poquito exigente). Si bien es cierto que Saturno muchas veces nos trae limitaciones, obstáculos, miedos e inseguridades, lo hace con el objetivo de motivarnos a evolucionar y realizar un aprendizaje determinado.

Saturno confía en que tenemos mucho para dar en el área de la vida en donde se deposita en nuestra Carta Natal, pero para descubrirlo tenemos que estar dispuestos a hacer la tarea.

Estás listo para el desafío? Manos a la obra!

SATURNO EN SIGNOS DE TIERRA: LA MAESTRÍA DE LA DUALIDAD

Saturno en Tauro o en Casa 2:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Cultivar la capacidad de generar estabilidad y abundancia en tu vida. No significa que tengas que volverte millonario (aunque puedes), sino que debes sentirte abundante en relación con tus necesidades personales. La abundancia consiste en sentir que cada día tienes exactamente lo que necesitas (y no pienses sólo en dinero).

La satisfacción de tus necesidades físicas debe proveerte de una base sólida para lograr la paz y la calma interiores.

También necesitas aprender a generar una relación sana, cariñosa y responsable con tu cuerpo, ser capaz de escuchar sus necesidades y satisfacerlas con amor y respeto. 

Por último, este aprendizaje se trata asimismo de sanar tu valor propio y autoestima, aprendiendo a reconocer todo lo valioso en ti.

Saturno en Virgo o en Casa 6:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Debes aprender a tener orden y disciplina en tu vida y a funcionar de forma eficiente en el mundo material, aprendiendo a organizarte. 

También debes generar hábitos y rutinas de cuidado propio.

Aprender a servir y ayudar a otros desinteresadamente (es decir, sin esperar nada a cambio).

Dedicar tiempo a cultivar tu salud, es decir, cuidar tu cuerpo, tu mente, tus emociones y tu espíritu.

El última instancia, debes aprender a reconocer qué responsabilidades tienen sentido y cuáles no, asumiendo únicamente aquellas que realmente te importan. 

Te daré una pista para ayudarte a distinguir: tienes muchísima capacidad para trabajar duro, pero tus esfuerzos sólo merecen la pena si el trabajo en cuestión pasa dos pruebas simultáneas: 1. debe hacerte sentido; 2. debe sumar o contribuir en algo a alguien.

Saturno en Capricornio o en Casa 10:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Debes aprender a responsabilizarte de tu vida y auto-sostenerte en el mundo.

Proponerte y cumplir metas propias, que representen tu esencia.

Encontrar una vocación que te haga sentido.

Aprender a ser responsable, perseverante, disciplinado y convertirte en figura de autoridad. 

Ser resiliente ante los obstáculos que el destino te presente. 

Cultivar el sentido de dignidad y respeto propio que surgen de desarrollar las cualidades descriptas.

Ganar experiencia para recopilar sabiduría y compartir esa sabiduría a los miembros de tu comunidad.

Convertirte en un modelo a seguir para los demás. No se trata de darles el pescado, sino de enseñarles a pescar.

Por último, aprender a ser compasivo y amable contigo mismo al tiempo que te comprometes con tus aprendizajes y trabajas por tus metas. De lo contrario, serás tu peor juez.

SATURNO EN SIGNOS DE AGUA: LA MAESTRÍA DEL MUNDO INTERIOR

Saturno en Cáncer o en Casa 4:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Construir un templo interior que te sirva de refugio y de base para salir a la vida.

Aprender a sostenerte solo a nivel emocional, sin depender de otros, pero sin por ello volverte excesivamente autosuficiente hasta el punto de excluir a los demás.

Construir una base emocional firme que sirva para sostener sanamente las propias emociones y familia.

Cultivar una familia en el sentido amplio de la palabra. Cada cual puede definir el término “familia” como mejor le resuene (para mí, nuestros animalitos también integran nuestra familia).

Establecer compromisos a largo plazo con otros seres humanos, donde reine la complicidad.

Conectar con y honrar a tus ancestros; es decir, vivir una vida llena de paz y satisfacción en honor a ellos. 

Ser compasivo contigo y con los demás.

Saturno en Escorpio o en Casa 8:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Aprender a gestionar tu sombra y tus deseos. 

Indagar en tu psicología y trabajar en iluminar tu sombra. Iluminar significa ver, aceptar con honestidad, compasión y humildad tanto tu sombra como la de otros. 

A qué llamamos “sombra”? A todo lo que está latente en nosotros pero que rechazamos por miedo o por considerarlo malo, vergonzoso, inaceptable. Cuando más abajo en este informe leas sobre Plutón, entenderás mucho mejor a qué me refiero. 

Reconocer la intensidad emocional que habita dentro tuyo.

Cultivar una relación sana con tu sexualidad.

Aprender a compartirte a ti mismo y tus recursos con un otro.

Cultivar en tus vínculos importantes un nivel de intimidad lo suficientemente profundo como para soportar que los miembros de la relación desnuden sus almas (recuerda que el alma no es sólo luz, sino también sombra).

Saturno en Piscis o en Casa 12:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Entender qué responsabilidades quieres realmente asumir en tu vida. 

Para lograrlo, debes conocer, investigar y profundizar en tu inconsciente.  

Trabajar tu mundo espiritual y desarrollar tu alma. 

Comprometerte a indagar y trabajar con tu inconsciente de forma paciente, consistente y disciplinada. Debes indagar en diversas herramientas que te asistan en tu trabajo: meditar, ayunar, tomar votos de silencio, pasar tiempo en soledad, lo que sea que te sirva, aquí no hay un manual.

Aprender a fluir con la vida, confiando en que el Universo no se equivoca.

SATURNO EN SIGNOS DE AIRE: LA MESTRÍA DE LA MENTE Y LA COMUNICACIÓN

Saturno en Géminis o en Casa 3:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Aprender a comunicarte y expresarte de forma ordenada, hasta el punto de volverte un maestro de la enseñanza y comunicación. 

Aprender a ordenar tu mente y a ser más flexible en tus pensamientos.

Cultivar y expresar tu propia voz, una voz que merezca ser oída.

Aprender a expresar tus ideas de una forma en que sean tomadas en cuenta.

No fallarte a ti mismo, es decir, no quedarte callado cuando tienes algo importante que decir.
Usar la mente como una herramienta a tu servicio (no quedar dominado por ella).

Saturno en Libra o en Casa 7:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Aprender a vincularte con un otro de forma equilibrada. 

Aprender a ser un individuo, de a dos. 

Es decir, aprender a estar contigo mismo, conocerte y autoafirmarte para luego poder compartirte de forma sana con un otro, logrando vínculos caracterizados por la reciprocidad y la armonía, en donde ambos dan y reciben por igual.

Dar forma y estructura a las relaciones, construyendo relaciones equilibradas y sólidas en el tiempo.

Fomentar el balance y la armonía en todas las cosas: en tu vida, tus vínculos, tu trabajo, tu casa, tu templo interior, etc. 

Usar la belleza y la armonía exterior como medios para lograr la calma interior.

Saturno en Acuario o en Casa 11:

Maestría a desarrollar: 

Aprender a compartir y vincularte sanamente en grupo. 

Cultivar relaciones sanas de amistad.

Animarte a mostrar lo que te diferencia y te hace único, distinguiendo entre tus verdaderas motivaciones y aquella programación que haz adquirido de mandatos familiares y sociales. 

Animarte a transitar el camino menos transitado, si éste es el camino que resuena con quien eres.

Plasmar en el mundo alguna manifestación de tu originalidad, liberándote de la tiranía de “lo normal”.

Discernir qué causa social y qué ideal merece tu energía (y cual no).

SATURNO EN SIGNOS DE FUEGO: LA MESTRÍA DEL CORAJE Y LA VALENTÍA 

Saturno en Aries o en Casa 1:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje:

Ser responsable de tu vida y tu destino. 

Ser autosuficiente, independiente y conectar con tu propia autoridad. 

Animarte a ponerte metas y objetivos que representen tu realidad interior y animarte a lanzarte al mundo para lograrlos.

Cultivar un gran sentido de dignidad y respeto por ti mismo.

Redescubrirte tu valentía

Saturno en Leo o en Casa 5:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje: 

Plasmar en el mundo exterior alguna evidencia de tu realidad interior, de tu imaginación y tus valores.

Dejar evidencia material en el mundo de tu creatividad. No necesariamente debes hacer algún arte (aunque puedes y te vendría genial), más importante es dejar tu impronta en tus proyectos, sean cuales sean: una institución, un evento, un emprendimiento, etc. 

Descubrir tu propia identidad y aprender a expresarla en el mundo. 

Darte permiso para gozar y disfrutar de la vida.

Saturno en Sagitario o en Casa 9:

Saturno es un maestro severo que te exige el siguiente aprendizaje: 

Construir un sentido de fe y creencias propio.

Desarrollar una visión personal de la religión o de la filosofía que resuene con tu propio sentido de vida.

Aprender a vivir aventuras y salir de los espacios conocidos.

Expandir tus límites mentales más allá de las creencias e ideología heredadas de tu familia, tu sociedad y tu cultura. 

Cultivar tu educación en el sentido más amplio de la palabra. Animarte a aprender cosas que te generan inseguridad o te intimidan a nivel intelectual. Puede tratarse de una carrera universitaria, aunque no necesariamente. Quizás lo tuyo sea algún camino menos formal, pero no por eso menos profundo.